30 abr. 2008

LIBERTAD























Manet



"La rosa solo pincha las manos torpes"



¿Por qué me abandonas Libertad?
Te fui fiel, caminamos juntos por esos mundos de Dios.
A veces éramos tres, se unía a nosotros la Soledad.
En ocasiones cuatro, nos acompañaba el Silencio.

Siempre fui libre, te amé de verdad.
Ahora, sin mediar provocación, te apartas de mí.
Me olvidas.
Sabes que cometeré errores. Lo adviertes.

Tendré que escuchar que parezco rebuscado, posesivo, desconfiado, difícil....
¿Alguien podría creer que es por inexperiencia?
Hace muy poco que camino sin ti.
No me dejes, no del todo, hazlo paulatinamente, despacio.... lentamente.
Concédeme lunas para asimilarlo.

Después, cuando volvamos a estar juntos los cuatro, os contaré mis andanzas.
¿Recuerdas cuando me dejaste ir solo por primera vez?
Fue en mi primer viaje, bordeando el mar hacia el sur.
Mi bautismo, mi novatada... Creo que lo hice bien.
Reconozco que resultó dificultoso ir sin ti, te añoraba.

Y mi primer café…
¿Recuerdas como nos miramos? Como enamorados, ¡Sí!
Hablamos, hubo silencios...contemplación, deseo, ¡amor!
Transcurrido algún tiempo
creí que podría caminar solo, sin cometer excesivos errores.
Entiendo que no.

A medida que acontece el tiempo, mi amor se hace más y más intenso,
a menudo actúo de forma equivocada, errónea;
hablo y pienso, de forma intensamente pasional,
olvido la razón, la lógica, la racionalidad... la imposibilidad.
¡Qué importa la imposibilidad!

Quiero amarla, sentirla desde lo más profundo de mis entrañas,
no me arrepiento de mis sueños, aunque sepa que, solo serán sueños.
Quiero volver a soñar, día a día, lo que soñé la noche anterior.
En mis silencios, soledades –que nunca me abandonan-, me acuerdo de ella…
y mi corazón estalla de placer.

Pero volverás a mí, amiga libertad.
Posiblemente antes de lo que quisiéramos los dos.
Antes de saber que lo hice bien, que podría conseguirlo sin ti.
Si cometo muchos errores, -errores de navegador novel-
provocarán que se acorte mi andadura en solitario.
Los primeros avisos, recién llegaron, y no fueron cantos de sirena.

Habla con ella, dile que puedo cambiar… solo es cuestión de tiempo.
Ella te escuchará, sabes de sobra como es, os conocéis bien.
Dile que siento lo ocurrido, que no quise parecer...
Que quiero seguir soñando, que soy feliz cada vez que consigo hacerla reír.
Tú sabes lo que la quiero.
Háblale de mí, cuéntaselo todo, susúrraselo al oído... Que nadie lo oiga.
Dile que la amo.

Amiga Libertad, nos veremos pronto. Saludos del Silencio y la Soledad,
los tengo por aquí, merodeando.


Áurico Libertas

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Creative Commons License


Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

3 comentarios:

El silencio del violín dijo...

Para Áurico Libertas

Es inmensa la gran sensibilidad y ternura de tus palabras. Gracias por compartirlas. Se quedan presas en el corazón para endulzarlo.

Muchas gracias.

Salut Navarro

Anónimo dijo...

Peinada a lo garçón
chaqueta rojo pasión
Mirada de angel
se despidió con la misma mirada
la misma mirada con la que entró
esa mirada dulce y delicada
que solo ella parece poseer.
Deslumbrado por su mirada
por el recuerdo de sus ojos
recuerdo cada instante
!inundado de amor!
recordando a mi sirena... a mi hada
Por una esquina de su corazón
cien besos la alcanzaron
ella los correspondió
con la misma pasión.
Las mariposas llegaron
y revolotearon como nunca
viendo nuestros cuerpos asociados
....cuanto tiempo han estado dormidas las mariposas..
Aunque no és la mujer más guapa del mundo
juro que és la mujer más guapa que podréis ver.
Seguirá...
VC511

El silencio del violín dijo...

Preciosa prosa poética. Te animamos desde aquí, a que la próxima vez decidas ponerla en una entrada del blog, en lugar de hacerlo como un comentario.

Junto con una imagen o un video, tu aportación es y sería maravillosa.

Muchas gracias.

Salut Navarro