3 oct. 2008

TURANDOT



















PUCCINI


Puccini nació en Luca el 22 de diciembre de 1858 y falleció en Bruselas el 29 de noviembre de 1924.

Considerado uno de los grandes compositores de la historia de la ópera, entre sus obras más célebres destacan: Tosca, la Bohème, Madame Butterfly y Turandot a la que pertenece el aria "Nessun Dorma" expuesta en el blog.

Turandot fue la obra póstuma de Puccini, completada por Franco Alfano, con libreto de Giuseppe Adami y Renato Simoni. Una ópera que gozó de gran éxito desde su estreno en Milán en 1926, dos años después de la muerte del compositor.

Durante el estreno, su director, Arturo Toscanini, en la escena de la muerte de Liù, paró la orquesta y se dirigió a los asistentes diciéndoles: "aquí acaba la ópera del maestro, es en esta página cuando murió". Turandot, fue sin duda la culminación a la gran obra de Puccini, es de gran belleza como lo atestiguan esos fragmentos que han sobrepasado la línea de la ópera para llegar al gran público como "Nessun dorma".


Difícilmente una canción nos podrá llegar al alma como ésta, expuesta en “El silencio del violín”; en raras ocasiones una melodía conmueve al público en general. Aún no siendo amantes de la música clásica, hace aflorar los sentimientos y algo mucho más difícil: con esta aria es imposible no llorar.




TURANDOT




Pekín, durante la edad media, un Mandarín lee un decreto:

"Cualquier príncipe que quiera casarse con la princesa Turandot deberá resolver tres acertijos. Si no acierta alguno de ellos, en cambio, morirá a manos del verdugo".

En escena aparecerá Timur, un anciano rey tártaro depuesto, acompañado por su joven y fiel esclava Liù. Allí se encuentran con Calàf, hijo de Timur, a quien su padre creía muerto, y por quien Liù siente un secreto amor.

Calàf, enamorado de la princesa Turandot, se presenta a la prueba con gran disgusto para Liù.


Al primer acertijo:
¿Qué nace cada noche y muere cada amanecer?
responde correctamente:
“Esperanza”.

Desconcertada, Turandot continúa:
¿Qué es rojo parpadeante y cálido como una llama, pero no es fuego?
“Sangre”,
responde Calàf después de una pausa momentánea.

Conmocionada, Turandot pronuncia su tercer acertijo:
¿Qué es como el hielo pero quema?
Un tenso silencio prevaleció hasta que Calàf triunfantemente gritó “¡Turandot!”.



La princesa, no tendrá otro remedio que casarse con Calàf. Vencida, no quiere cumplir su promesa y ruega a su padre que no la entregue al extraño. Calàf viendo la tristeza reflejada en los ojos de la princesa, en un acto de grandeza, decide darle una oportunidad para que no tenga que casarse con él: "Si antes del amanecer ella consigue saber su nombre, él morirá. Si no, se casarán".

Inmediatamente ella ordena que nadie duerma (Nessun Dorma) aquella noche en Pekín, mientras sus guardias buscan en la ciudad a alguien que pueda conocer el nombre del extraño.


Liù es llevada ante Turandot y temiendo revelar el nombre de Calàf bajo tortura, se clava un puñal. Esto sirve para deshacer el corazón de hielo de Turandot, que descubre en ese momento que está enamorada de Calàf y acepta casarse con él.


Turandot se aproxima al trono del emperador anunciando que el nombre del extraño es ¡AMOR!










NESSUN DORMA


Nessun dorma! Nessun dorma!
Tu pure, o Principessa,
nella tua fredda stanza guardi le stelle
che tremano d'amore e di speranza...
Ma il mio mistero è chiuso in me,
il nome mio nessun saprà!
No, no, sulla tua bocca lo dirò,
quando la luce splenderà…
Ed il mio bacio scioglierà
il silenzio che ti fa mia.

(Il nome suo nessun saprà…
E noi dovrem, ahimè, morir, morir!)

Dilegua, o notte! Tramontate, stelle!

Tramontate, stelle!
All'alba vincerò! Vincerò!

VINCERO'!!











QUE NADIE DUERMA


¡Que nadie duerma! ¡Que nadie duerma!
¡Tú tampoco, oh Princesa,
en tu fría estancia
miras las estrellas
que te sacudirán de amor y de esperanza!

¡Mas mi misterio se encierra en mí,
el nombre mío nadie sabrá!
No, no, sobre tu boca lo diré,
cuando resplandezca la luz
¡Mi beso derretirá el silencio que te hace mía!

(el nombre suyo ninguno lo sabrá
Y nosotros deberemos, ¡Ay de mí!, ¡morir, morir!)


¡Noche, disípate!
¡Declinad estrellas!
¡Declinad estrellas!
¡Al alba venceré!
¡Venceré, venceré!


Autor: L. López

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Creative Commons License


Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

6 comentarios:

El silencio del violín dijo...

L. López:

No tengo palabras suficientes para expresar el trabajo tan maravilloso que has expuesto en "El silencio del violín".
Muchísimas gracias de corazón.
Tienes el arte y la sensibilidad en las venas. Eres auténticamente artístico.
Enhorabuena.

Salut Navarro

El silencio del violín dijo...

Magnífico, emotivo, realmente bello.

Anónimo dijo...

Nessum Dorma en toda su extension, en el enfasis de sus letras, la musica y por supuesto lo que inspira en su conjunto a mi modestia persona, hace que la vibracion energetica llegue hasta el lugar mas recondito de mi ser. Leerte, y sobretodo pensarte hace que una recapacite sobre la suerte de tu existencia. Gracias por formar parte de mi vida.

Anónimo dijo...

Nessun Dorma, absolutamente maravillosa.
Me enamora el personaje de Liù, quien demuestra el verdadero amor, la pasión y la infinita bondad y ternura.
Gracias.

Anónimo dijo...

Liù es el amor puro y verdadero.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, Liù es el verdadero amor, la pureza sincera, la única que sabe amar.