30 jul. 2011

Desmemorias






















PICASSO




Nací árbol pero crecí hombre, transformándome en ocasiones en mujer y otras en ave.

No sé en que momento de la mutación me encuentro, pero creo tener viejas desmemorias que afloran, y la inexorable intuición que soy todos ellos, al mismo tiempo.








RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Creative Commons License


Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

A veces la identidad nos aniquila, otras nos eleva y sólo en ocasiones, nos enorgullece.

J. E.

Anónimo dijo...

Ni siquiera extendiendo mi imaginación soy capaz de entender la metáfora. Me entristece porque estoy convencido me gustaría la reflexión.

Mi ignorancia solo alcanza a leer que te sientes fuerte !como un gran arbol!, que si por alguna cuestión una tormenta te daña, una nueva rama rebrota, floreciendo de nuevo y dando cobijo a la libertad en forma de ave.

De hombres y mujeres...!ahí me perdí!. Hace poco leí que los ojos humanos median 2,5 cms. de diámetro y que el del hombre era medio mm más grande que el de la mujer aunque el tamaño no impide que sean más ciegos.

Ah, algo más sobre hombres y mujeres: a las mujeres le sientan bien los sombreros y los hombres parecen mafiosos , excepto a Leonard Cohen, claro.

Supongo que no aparecerá este comentario tan poco "literario" en un blog que si lo es. Solo quería agradecer tu nueva venida.


Toscano

Antonio H. Martín dijo...

Gracias por todo, Salut.
Y no, no nos rindamos nunca. La vida no permite rendiciones. Si nos rendimos... se va, y nos deja solos con nuestras sombras.

Un abrazo.