11 oct. 2008

DONIZETTI



















DONIZETTI


Gaetano Donizetti (Bérgamo 1797-1848) fue compositor y director. Su primer éxito lo obtuvo con su ópera trágica “Ana Bolena” (1830), pero el más conmemorado fue “Lammermoor” (1835). Después de componer obras como “El elixir del amor” y “La hija del regimiento”, logró la obra maestra del género bufo italiano, “Don Pasquale” (1843), estrenada en París.

“L´elisir d´amore” se estrenó en el Teatro Canobbiana de Milán el 12 de mayo de 1832, el músico sólo dispuso de catorce días para componer esta obra maestra. Es una obra del género cómico, muy popular en Italia durante la época, y nos transporta desde la risa hasta la melancolía con la aria de Nemorino.

Amigos del blog, dejémonos emocionar y que por nuestra mejilla discurra una furtiva lágrima.


L´ELISIR D´AMORE





















La historia se desarrolla en una aldea italiana a finales del siglo XVIII.

Nemorino, un tímido e ingenuo campesino es incapaz de confesar el amor que siente hacia Adina, la rica terrateniente del poblado que coquetea con un apuesto sargento (Belcore) e ignora a Nemorino.

Entra en escena un charlatán (Dulcamara), asegurando que posee un elixir de amor (el cual da título a la ópera), asegurando que si lo toma, despertará una pasión incontenible en la mujer.

Evidentemente es una farsa pues se trata únicamente de vino. De un solo trago el campesino toma la botella, embriagado canta y baila sin fijarse lo más mínimo en Adina, esta actitud la irrita y por despecho anuncia su boda con el sargento Belcore.


Antes de celebrarse la boda, Nemorino desesperado le pide una nueva dosis del elixir a Dulcamara, como no dispone de más dinero, se alista en el ejército. Con la paga adelantada consigue el dinero para una nueva dosis que bebe inmediatamente.

Simultaneamente, en el pueblo corre la voz de que a muerto un familiar de Nemorino y por consiguiente él ha heredado una gran fortuna. Las chicas se le acercan concediéndole toda clase de atenciones que el iluso de Nemorino cree son producto de la eficacia del elixir.

Adina al observar el interés que despierta Nemorino siente celos y al enterarse que se hizo soldado para conseguir dinero y poder comprar el elixir, se enternece y le habla cariñosamente.


Nemorino al observar en su rostro una lágrima, le canta la bella aria "Una furtiva lágrima" que es la canción expuesta en "El silencio del violín".

Adina rompe el compromiso de casarse con Belcore, libera a Nemorino del ejército comprando su alistamiento y le declara su amor.

Dulcamara asegura que todo es debido a su prodigiosa poción mágica. Fascinados por el resultado, todos corren a comprar botellas del
"L´elisir d´amore".











UNA FURTIVA LACRIMA

Una furtiva lacrima
negli occhi suoi spuntò...
quelle festose giovani
invidiar sembrò...
Che più cercando io vo?
Che più cercando io vo?

M’ama, si', m'ama, lo vedo, lo vedo..
Un solo istante i palpiti
del suo bel cor sentir!..
I miei sospir confondere
per poco a’ suoi sospir! ...
I palpiti, i palpiti sentir,
confondere i miei a suoi sospir...

Cielo, si può morir;
di più non chiedo, non chiedo
ah, Cielo, si può morir;
di più non chiedo, non chiedo
si puo' morir..
si puo' morir..
d'amor!












UNA FURTIVA LÁGRIMA

Una furtiva lágrima
en sus ojos despuntó,
a aquellas alegres jóvenes
envidiar pareció.
¿Qué más buscando voy?
¿Qué más buscando voy?

Me ama, sí, me ama, lo veo, lo veo.

¡Un solo instante los latidos
de su hermoso corazón sentir!
Mis suspiros confundir
por poco con sus suspiros.
Los latidos, los latidos sentir,
¡confundir los míos con sus suspiros!

¡Cielos, se puede morir...!
No pido más, no pido.
¡Ah! ¡Cielos, se puede, se puede morir...!
No pido más, no pido.
Se puede morir...
¡Se puede morir de amor!


AUTOR: L. LÓPEZ

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Creative Commons License


Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

6 comentarios:

El silencio del violín dijo...

L. López:

Espléndido trabajo como siempre, de gran sensibilidad que nos acerca un poco más a los destellos de la felicidad.
Muchísimas gracias de nuevo.
Es un honor y un placer contar con su arte en "El silencio del violín".

Salut Navarro

Anónimo dijo...

La expresión gráfica de lágrima furtiva ennoblece más si cabe, el sentimiento en su máximo esplendor. Cuan maravilloso seria poder contemplar "in situ" el conjunto armonioso del mismo? La música, la letra, el intérprete, i sobretodo el alma que irradia a quienes lo contemplan. Es sensacional que alguien cuyo saber y de forma altruista, transmite a terceros sensaciones únicas. Grácias por existir.

Anónimo dijo...

Son las almas sensibles, las que son capaces de tocar los sentimientos con la música, la pintura, las palabras... Es evidente que Ud. lo es.
Gracias.

Anónimo dijo...

Letras sensibles y llenas de emotividad, aunque no me negaréis que las hay de Quintero/Leon/Quiroga como, `por ejemplo esta que llegan al alma.

Me embrujaste

No se por donde me vino
este querer sin sentir,
ni se por que desatino
todo cambio para mi.
Porque hasta el alma se me iluminó
con luces de aurora al anochecer,
Porqué hasta el pulso
se me desbocó y toda mi sangre
se puso de pie.

Me miraste, me miraste
y toda mi noche
oscura de pena ardió de lucero,
me embrujaste, me embrujaste
y un rio de copla cantó
por mis venas tu amor verdadero.
Si estaré mi vida soñando
y tendré que despertar
lo que a mi me esta pasando
no es mentira ni verdad.

¿Qué me diste? ¿qué me diste?
que asi me has cambiado
de nieve en hoguera de roja pasión
no me alejes de tu vera
que sin ti no hay pa' mi remisión.
No estas viendo
que al llamarte como loco
desde el alma hasta la boca
se me sube el corazón.

Me miraste, me miraste
y al mundo mis ojos
de frente a los tuyos
brillaron de celos.
Me embrujaste, me embrujaste
igual que la arena
mi torre de orgullo
vinieron al suelo.
Si será de brujería
el nectar de tu querer,
que la luz de mi alegría
la oscurece tu poder.

¿Qué me diste? ¿qué me diste?
que asi me has cambiado
de nieve en hoguera de roja pasión
no me alejes de tu vera
que sin ti no hay pa' mi remisión.
No estas viendo
que mi pulso se desboca
desde el alma hasta la boca
se me sube el corazón.


Un saludo y enhorabuena por el blog

Anónimo dijo...

Una furtiva lágrima resbala en ocasiones, por mi corazón enamorado.

Anónimo dijo...

Las lágrimas furtivas siempre son de corazones enamorados.