27 may. 2010

L'AU BLANCA I TU
























Gustav Klimt



Per a Neus i Norman,
en el dia del seu Enllaç.

Per a que els vostres somnis, no siguen tan sols, somnis.



Un dia vaig trobar uns ulls que es van posar en mi com un ocell, i la seva claredat il.luminaren la nit que observava la lluna nova. M'oferiren un ramell de somnis, complicitat riallera de melodies compassades, i jo, nua, vaig lliurar la meua mà a eixos ulls, perquè son teus.

Va sortir el Sol amb la calidesa d'una carícia, amb el foc d'un amor, amb el compromís d'una mirada. Et regale la meva entranya i l'esculpirem junts, dos orfebres treballant el metall valuós i daurat, donant-li forma, creant, aprenent a viure la màgia.

Pasejarem camins planers de sorra fina, planejant amb lleugeresa la felicitat, gaudint de la grandesa, de la immensitat de les coses senzilles.

Quan entrem en les muntanyes pedregoses i inclinades, més amunt de la boira, el fang i la pols, l'au blanca que ens protegeix deixarà brollar la llàgrima convertida en perla i la seva resplendor serà qui guiarà el nostre pas.

Exhausta, em donaràs suport sobre la teva esquena de ferro cristal.lí, i quan estigues indefens et donaré l'alè que et falte, espantant el fum fins que arribem de nou a la planura il.luminada.

El nostre amor serà únic, encara que es repeteixi mil vegades en els cercles de la vida, en els cercles dels arbres assolats.

Una tardor molt llunyana, obriré les meues mans llaurades pel temps i comprovaré que estan plenes; desbordants de vivències compartides, de lliurament, d’ofrenes, d’amor, perquè…

…no sé estimar amb intel.ligència, no sé voler-te amb pretensions,

solament sé estimar d'una única forma, amb el cor nu, cridant que t'estimo.



RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Creative Commons License


Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.







EL AVE BLANCA Y TÚ
























Gustav Klimt



Para Neus i Norman,
en el día de su Enlace.

Para que vuestros sueños no sean solo, sueños.



Un día encontré unos ojos que se pusieron sobre mí como un pájaro y su claridad iluminó la noche que observaba la luna nueva. Me ofrecieron un ramillete de sueños, complicidad alegre de melodías acompasadas, y yo, desnuda, entregué mi mano a esos ojos, porque son tuyos.

Brilló el Sol con la calidez de una caricia, con el fuego de un amor, con el compromiso de una mirada. Te regalo mi entraña y la esculpiremos juntos, dos orfebres trabajando el metal preciado y áureo, dándole forma, creando, aprendiendo a vivir la magia.

Pasearemos caminos llanos de arena fina, sobrevolando con ligereza la felicidad, disfrutando de la grandeza, de la inmensidad de las cosas sencillas.

Cuando entremos en las montañas pedregosas e inclinadas, sobre la niebla, el barro y el polvo, el ave blanca que nos protege dejará brotar la lágrima convertida en perla y su resplandor guiará nuestro paso.

Exhausta, me apoyaré en tu espalda de hierro cristalino y cuando estés indefenso te daré el aliento que te falte, ahuyentando el humo hasta que lleguemos de nuevo a la llanura iluminada.

Nuestro amor será único, aunque se repita mil veces en los círculos de la vida, en los círculos de los árboles añejos.

Un otoño muy lejano, abriré mis manos labradas por el tiempo y comprobaré que están llenas; rebosantes de vivencias compartidas, de entrega, de regalos, de amor, porque…

… no sé amar con inteligencia, no sé quererte con pretensiones,

solo sé amar de una única forma, con el corazón desnudo, gritando que te amo.






RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Creative Commons License


Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

3 comentarios:

Antonio H. Martín dijo...

Bellísimo poema de amor, Salut.
¡Gracias!
Y lo siento especialmente, porque este lobo caminante está enamorado.

Un abrazo, estimada poeta.

Antonio H. Martín dijo...

Me olvidaba, Salut, de la preciosa música que has puesto para acompañar tu texto. Muy buena la cançó de Boig per tu, ¿y qué decir del Canon de Pachelbel? Es perfecto.

"Un dia vaig trobar uns ulls que es van a posar en mi com un ocell, i la seva claredat iluminaren la nit que observava la lluna nova"...

Ya te he dicho que estoy enamorat.

Una abraçada.

El silencio del violín dijo...

Querido Antonio:
Enhorabuena de todo corazón, aprovecha tu felicidad al máximo.
Gracias por visitar siempre mi blog.
Un abrazo, estimado lobo estepario.
Salut